Cubres Sofá

  • Cubres Sofá
    desde 32,00 €
  • Cubres Sofá
    desde 19,30 €
  • Cubres Sofá
    desde 26,90 €
  • Cubres Sofá
    desde 19,30 €
  • 34,00 €
    Cubres Sofá
    desde 34,00 €
  • 34,00 €
    Cubres Sofá
    desde 34,00 €
  • 38,50 €
    Cubres Sofá
    desde 38,50 €
  • 40,00 €
    Impermeables
    desde 40,00 €
Showing 1 - 8 of 8 items

Para tenerlo todo en una sola funda

 

Que tapo el sofá, que no lo tapo, que lo cubro, que no lo cubro… ¡stop! Ya no hace falta que te decidas, porque con las fundas cubre sofás puedes tener un fantástico todo en uno: lo mejor de una funda completa y lo mejor de tu sofá. ¿Cómo es posible esto? Muy fácil: tapando las partes que más suelen ensuciarse al mismo tiempo que dejas al aire parte de la tapicería original de tu sofá, ¡esa de la que te sientes tan orgulloso!

 

Así que ya lo ves: puedes tenerlo todo con una sola funda. Los cubre sofás son una opción muy práctica y a la vez muy atractiva si todavía tienes dudas de si quieres o no tapar todo tu sofá. También lo son si tienes claro que hay zonas que estarían mucho mejor fuera de la vista de las visitas, pero te resistes a cubrir por entero a tu compañero de tardes de pelis... ¡Para estos casos se han inventado los cubres sofás! Para que lo cuides de forma fácil y que dure mucho más tiempo. 

 

¿Qué zonas necesitas cubrir en tu sofá? Básicamente las que más fácil y rápidamente suelen ensuciarse o desgastarse: los reposabrazos, el respaldo y la zona de los asientos son las partes de tu sofá que peor parte suelen llevarse cuando hablamos del reparto de manchas, roces, etc… Por eso los cubre sofás que encontrarás aquí están diseñados para cuidar de estas zonas tan delicadas.

 

Pero como sabemos que querer mimar tu sofá con una buena funda no siempre significa que quieras dejar de disfrutarlo como siempre lo has hecho, ahí va otra de las ventajas de los cubre sofás: dejan al descubierto partes de tu sofá para que sigas reconociendo a tu querido amigo tal y como es, con su tapicería original en las partes que seguramente sigues queriendo lucir. Ya te lo decíamos antes: ¡un cubre sofá es un dos en uno genial!

 

Y ahora lo mejor: ¿cómo combino la funda con mi tapicería? Muy fácil: necesitas dos ingredientes, tu imaginación y un montón de posibilidades en forma de colores, estampados y tejidos. Tu sofá es liso, busca un dibujo sencillo que resalte su color original. ¿Tienes un sofá estampado? Combínalo con un color liso que le de vida. ¡Atrévete a mezclar y disfruta de tu sofá por mucho más tiempo!