Foulards Multiusos

El todoterreno de las fundas de sofá

 

Así es como llamamos cariñosamente en SofaWonderful a estos modelazos llenos de color y de posibilidades que estás viendo ahora mismo. Porque no solo estás contemplando un arco iris de colores y de oportunidades de renovación para tu sofá: también te van a servir para utilizarlos en otros lugares de tu casa… Una pista: ¿qué tal quedaría como colcha de verano…? ¡Genial! Así son los foulards multiusos, ¡auténticos todoterrenos!

 

El primer uso en el que pensamos cuando lo incluimos en nuestro catálogo estaba muy claro, que para algo somos unos profundos enamorados de los sofás. Por eso pensamos que un foulard era una fantástica opción para cubrir esos sofás especiales y diferentes: con formas poco convencionales, respaldos muy altos o muy bajos, reposabrazos con alturas fuera de lo normal, en fin, cualquier sofá que se sale de la norma o lo estándar.

 

Precisamente para esos sofás, estas fundas tan especiales van de auténtico lujo. Porque se van a acoplar sin grandes pretensiones o exigencias. Justo lo que buscas para proteger ese sofá tan especial al que no piensas renunciar por mucho tiempo que pase, pero que está pidiendo a gritos una renovación, un cambio de look o simplemente un complemento que le sirva para lucir diferente y protegerlo de manchas y roces.

 

Los foulards multiusos son una apuesta segura. Y además ya sabes que te llevas dos productos en uno: lo mismo te sirve para cubrir tu sofá que de pronto te lo llevas para tu habitación y lo colocas en tu cama. Porque como colcha de verano también van de lujo. Y si se trata de renovar y aprovechar al máximo lo que tenemos, ¿qué mejor que conseguir una funda de sofá y una colcha de verano por el mismo precio? ¡Fantástico!

 

Ahora que ya te has convencido viene la parte más creativa. Fíjate bien en todos los modelos y en todos los colores que tienes ante ti. Nos apostamos algo a que busques lo que busques, vas a encontrar algo que le irá de lujo a tu decoración. Un color que complemente los tonos que elegiste para tu comedor, para tu habitación, ¡o para los dos! Lisos, estampados, clásicos, modernos… tenemos de todo así que ¡a por ellos!