Sofá Clic-Clac

  • Sofá Clic-Clac
    desde 44,10 €
  • Sofá Clic-Clac
    desde 47,70 €
  • Sofá Clic-Clac
    desde 39,90 €
  • Sofá Clic-Clac
    desde 35,50 €
  • Sofá Clic-Clac
    desde 35,50 €
  • 33,70 €
    Sofá Clic-Clac
    desde 33,70 €
  • 33,70 €
    Sofá Clic-Clac
    desde 33,70 €
Showing 1 - 7 of 7 items

Tus visitas no van a querer irse de casa

 

Ese es justo el efecto que causan estas geniales fundas hechas exclusivamente para los sofás clic-clac o sofás tipo libro. Fundas con muchísima vida y dispuestas a dar la mejor bienvenida a esas visitas que, reconozcámoslo, ¡nos llenan la casa de alegría! Hayan avisado o no, no tendrás más que quitar la funda, abrir tu sofá clic-clac y disfrutar de unos días en una seguro que genial compañía.

 

¿Quién no ha pensado alguna vez en tener un práctico sofá clic-clac para estas ocasiones? Vas a una tienda, ves el sofá y piensas… vale, me hace falta, pero no me acaba de convencer, no me va con el resto de decoración, no me gusta su estampado… Pero las personas Wonderful como tú, sois personas con muchos recursos e imaginación. Y es justo aquí donde entramos nosotros.

 

O más bien, nuestras estupendas fundas para sofá clic-clac. Porque si es por variedad de colores y modelos, no te quepa duda de que vas a encontrar la funda que te hará decidirte por apostar por estos cómodos y prácticos sofás. No solo hemos creado fundas en colores que le darán aún más vida a tu casa, también estampados que no te vas a poder ni creer: ¡son pura alegría y creatividad!

 

Por si esto fuera poco, prepárate para descubrir tejidos increíblemente adaptables en nuestros modelos multielásticos, en unas fundas hechas para encajar a la perfección en los sofás clic-clac o sofás libro. Se acabó tenerlas en un rincón para que pasen desapercibidas, se acabó renunciar a que sumen en la decoración: ¡ha llegado el momento de lucirlos!

 

Así que ya sabes: empieza a navegar, disfruta imaginando cómo quedará tu salón o tu dormitorio una vez tengas puesta esa funda que lleva tu sello personal. Y sonríe orgulloso cuando la pongas y compruebes que queda justo como pensadas. Eso sí, ya sabes que te arriesgas a que esa visita no acabe de irse nunca. ¡O a que quiera llevarse la funda cuando se vaya!